Cada año a finales de abril, la NFL celebra el Draft, donde sortea a los mejores jugadores elegibles del football colegial. El proceso es simple: el equipo con la peor diferencia de ganados y perdidos (este año: los Colts con una marca de 2-14), selecciona al inicio de cada ronda, mientras que el campeón lo hace al último. En total son 7 rondas con 32 selecciones cada una (una selección por equipo cada ronda).

Los equipos determinan el orden del talento disponible basándose en cuatro aspectos: destreza en el campo de juego, tamaño, capacidad atlética y madurez. Con por lo menos 3 años de juegos grabados, los scouts tienen una buena idea de cómo un jugador se desenvuelve en el emparrillado, pero no cuentan con medidas exactas (altura y peso) y no tienen parámetros para medir su capacidad atlética.

Con esto en mente la NFL realiza el Scouting Combine en Indianapolis a finales de Febrero. El evento fue creado con el propósito reunir a los mejores prospectos en un solo lugar para hacerles pruebas médicas, tener medidas exactas, así como una oportunidad para hablar con los atletas en persona por primera vez.

El Combine es la oportunidad perfecta para los jugadores de impresionar a scouts y personal ejecutivo con su inteligencia y capacidad atlética. Una buena actuación significa miles de dólares, mientras que una mala te puede costar tu carrera porfesional.   ¿Quiénes son los prospectos que aprovecharon la oportunidad? ¿Y quiénes se desempeñaron por debajo de las expectativas?

 

Jugadores al alza

 

-RGIII, QB Baylor.

Cuando eres el prospecto número dos de tu clase, es difícil estar a la alta, pero Robert Griffin lo logró. Después de una actuación excelente en el Combine: mostrando su velocidad (4.40 en las 40 yardas), inteligencia y fluidez en las entrevistas; Griffin III captó la atención de todos.

Previo al Combine se creía que los Browns usarían la selección cuatro de 1era ronda en RGIII, pero con su actuación el ganador del Heisman aseguró su lugar como segunda selección en Abril. Los equipos interesados tendrán que negociar con St. Louis por la posición dos en el Draft para obtener al mariscal.

Delfines y Redskins son otros de los principales candidatos.

 -Dontari Poe, NT Memphis.

El tackle defensivo volteó cabezas desde que entró al edificio con su impresionante tamaño (6-4, 346 libras). Más tarde estableció la mejor marca en repeticiones de bench press con 46 y sumando a todo esto corrió en un deslumbrante 4.88 las 40 yardas.

Antes del Combine, Dontari Poe era apreciado como una posible selección de 1era ronda, pero con su actuación ha ser una selección top ten y como mínimo la selección 11 de los Kansas City Chiefs que necesitan un Tackle Nariz para su defensa 3-4.

 

Jugadores a la baja

 

-Vontaze Burfict, LB Arizona State

En su primer año como colegial, se decía que Vontaze Burfict era el siguiente Ray Lewis. Con su fuerza, tamaño, velocidad y golpes espectaculares estaba destinado a convertirse en un jugador de época.

¡Wow! ¡Wow! No tan rápido, su segundo y tercer año fueron decepcionantes: mostrando unos pobres instintos, tendencia a rodear bloqueos y convirtiéndose en una máquina de foules personales. Lo único que salvaría a Burfict de convertirse en una selección de 4ta o 5ta ronda sería una demostración atlética dominante en el Combine, pero con un paupérrimo tiempo de 5.10 en las 40 yardas y con un cuerpo gordito y sin definición, Burfict ahora se encuentra en caída libre y será afortunado de ser seleccionado en la 7ma ronda.

-Kendall Wright, WR Baylor

El receptor favorito de RGIII sufrió una pequeña caída después de un pésimo tiempo en las 40 yardas (4.60), sobre todo para un receptor cuya principal cualidad es la velocidad. Wright será seleccionado en la 1ra ronda debido a la gran demanda de receptores, pero después de ser considerado una selección top ten la caída que tome, por más pequeña que sea, le costará unos cuantos millones. ¡Ouch!

Estamos a principios de Marzo y para nosotros los aficionados de la NFL ya huele a Draft. Los prospectos se alistan para su Pro-Day siendo esta la última oportunidad para mostrar sus habilidades e impresionar a los equipos, sobre todo los prospectos que se encuentran a la baja.

Luis Guillermo Azuara
Analista